Cuidado del cuero

 

El cuero con el tiempo se puede secar, agrietar o deformar, si no tienes el cuidado apropiado.

En el cuero curtido vegetal los colores cambiarán con el tiempo y el uso. Recomendamos utilizar un acondicionador para cuero. Los acondicionadores de cuero son de tipo loción o crema, deben frotar suavemente el cuero con una gamuza apropiada para ello. El cuero absorberá el acondicionador, al igual que nuestra piel absorbe la crema hidratante.

La frecuencia con la que debes usar el acondicionador, depende de como vaya evolucionando el cuero, influenciado mucho por el clima de cada país. Normalmente se aconseja una aplicación cada 3, 6 o 12 meses, de esta manera mantendrá el cuero con un aspecto suave y flexible.

Muy importante !!

 

  1. El cuero necesita respirar igual que nuestra piel, para ello debe tener ventilación para evitar el moho y la putrefacción. Así que nunca lo almacenes ni lo transportes en una bolsa de plástico. Hazlo siempre en algún tipo de tela transpirable (las fundas de almohada de algodón son ideales para bolsos u otros accesorios).
  2. Mantén el cuero siempre alejado de la luz solar directa o calor. El cuero va cambiando de color naturalmente con el tiempo, pero la luz del sol acelera ese proceso.
  3. Si el cuero se moja de agua, no usar secador del pelo, ni calentador. No hagas eso, nunca. Déjalo secar naturalmente.
  4. En carteras, bolsos, billeteras, etc. la principal preocupación es evitar el exceso de llenado de estos artículos. Una vez deformado, el cuero no volverá a su forma original.